sábado, 18 de mayo de 2013

RECORDANDO...

Mi vida como evangélica, no fue mala; tengo muy buenos recuerdos de ella.
A pocos días de brindar mi testimonio junto al Padre Manuel Rodríguez C.M.F., tengo tantas anécdotas que contar, que pienso y pienso y no sé por cuál empezar.
Me parece curioso, muchas veces pensé que mi testimonio de Regreso a Casa no podría ayudar a mis demás hermanos en la fe, pero todo éste tiempo ha sido lo contrario.


El haber tenido tanto acercamiento a la Iglesia Evangélica, el haber experimentado hechos poco comunes, diría profundamente Divinos, me hace consciente, de que aquella Iglesia a la que pertenecí, tiene parte del Dios que creo, tiene en parte el conocimiento y revelación de Dios.

Mis experiencias como evangélica, me han hecho mejor persona, he conocido la Palabra de Dios (muy literal, conservadora, fundamentalista), cómo quieran llamarle, pero en su esencia, la conocí con ellos, el orar, el creer fuertemente en Dios, el tener una fe endeble, el asistir a mis cultos todos los días, el cantar, el escribir poesía y versos, la curiosidad por saber contextos e interpretaciones bíblicas, fue gracias a la iglesia evangélica.
He conocido muchísimos pastores, algunos amigos muy queridos: Pastor Abraham, mi formador, el Pastor Sabino, Arturo, Mario, Dionel, Carlos, Luciano, Miguel Ángel, y muchísimos más, sé que para algunos de ellos fue dura la noticia de que aquella muchachita que siempre les preguntaba por Biblia, se hubiera ido a la iglesia católica.
Algunos se culparon por no haber saciado mi curiosidad, otros se culparon por haberme pedido venir a Lima, y en parte ser los que abrieron mi mente al conocimiento e investigación más profunda, ustedes amigos míos no son los culpables, más bien agradezco por haberme trasmitido tanto conocimiento bíblico, y haberme hecho amar las Escrituras tanto como para investigar a los  Padres de la Iglesia, y la Historia de la Iglesia, que es lo que ayudo a regresar.

 
Hoy a través de éstas líneas, pido perdón por todos aquellos que me siguieron en mis predicaciones, en el programa de radio en mi querida Talara, a aquellos que prepare  a través de cursos de discipulado, evangelización y liderazgo. En el momento que lo hice no tenía conocimiento real de la verdadera iglesia de Cristo, la Iglesia Católica.
 
Espero que los que me leen por medio del blog puedan asistir a la Jornada de Evangelización y Sanación que se realizará el día 09 de Junio de 9:00 a 6:00 p.m. en el Coliseo del Colegio Claretiano, San Miguel.

 
Debo aclarar también que lo hago sin fines de lucro, aprendí en el camino que lo que “recibimos de gracia, debemos darlo de gracia…. Mt. 10.8”, si alguno desea conversar conmigo o tiene alguna duda con respecto a la doctrina ya sea católica o evangélica, no dude en escribirme por éste medio o a mi correo: nissikv@hotmail.com o regreso-a-casa-2011@hotmail.com.
Un abrazo fraternal para todos,
Karla Rugel.

lunes, 13 de mayo de 2013

ESTE 09 DE JUNIO, TESTIMONIO DE CONVERSIÓN EN EL COLISEO DEL COLEGIO CLARETIANO

 
 
El domingo 09 de Junio estaré dando mi testimonio de conversión en el Coliseo del Colegio Claretiano de San Miguel, Lima, junto al P. Manuel Rodríguez C.M.F. Los espero!!! un abrazo

domingo, 31 de marzo de 2013

PROCESO DE CONVERSIÓN A LA IGLESIA EVANGÉLICA


Mi conversión a la Iglesia Evangélica

Fue una mañana de verano que mamá decidió invitar a unos evangélicos a casa para que nos hablaran un poco de Cristo y de las bases de su fe indeble.

 
Fue sin duda un 19 de marzo, al promediar las 10:00 a.m, es imposible poder olvidar ese momento;  era cinco personas, nos saludaron con mucho afecto, el líder de ellos luego de saludarnos y mostrar su gran alegría de llegar a un hogar por invitación de los propietarios de la casa, saco su Biblia y empezó hablar específicamente del pasaje ubicado en el evangelio de Juan capítulo 3 “Jesús y Nicodemo”, él enfatizaba sobre el nacer del agua y del espíritu.

Anotaba cada cosa que él decía, los textos, las palabras claves, y ellos estaban asombrados por mi (aunque no sabía por qué). Al concluir nos invitaron a hacer la oración de fe y mi madre y yo aceptamos y pasamos a ser nuevas cristianas evangélicas.

Casi ya para retirarse de nuestra casa la mujer más anciana del grupo se me acerco y me dijo: “Dios te va a usar mucho, hablaras lenguas extrañas, cuando eso pase no te asustes, es la manifestación del Espíritu Santo, él te ha dado algo muy especial…”

Sus palabras me dejaron algo meditabunda, qué era eso que Dios me había dado que yo aún no entendía.

Empieza la carrera…

Al día siguiente empezamos a ir a la iglesia de ellos, Iglesia de Dios, quedaba en una avenida cerca a mi casa. (era anexo de la primera iglesia que visite).

La primera predicación que escuche allí, era la interpretación del sueño de Daniel, todo lo registraba en mi libreta para repasarlo en casa.

Así empezaron a transcurrir los primeros meses de oración intensa y de asistencia diaria a la congregación evangélica.

Para los que no saben absolutamente nada de evangélicos y sólo los relacionan como “los que tocan las puertas con sus biblias en mano”, les comentaré, que sus cultos normalmente duran 2 horas diarias. La congregación a la que asistía ofrecía reuniones congregacionales diarias de 7:30 p.m. a 9:30 p.m.

Las mujeres usaban todas faldas largas basándose en el texto bíblico…. Y los hombres se vestían formales ya que la mayoría dirigía los cultos o predicaba; son los hombres exclusivamente los que pueden dirigir un culto y predicar la Palabra de Dios en un sermón dirigido para la Congregación.

No me costó mucho adaptarme a esta nueva vida, recuerdo con cariño las palabras de mi hermano Charles cuando se enteró que me había convertido en evangélica: “Hermanita, nunca te vas a casar, a qué hombre le va a gustar verte con faldas largas, además no asisten a fiestas”


Hermanito, nunca voy a olvidar esas palabras…

miércoles, 13 de marzo de 2013



El amor más profundo lo he recibido de Ti,
Las caricias más tiernas,
Y lo más puro y verdadero,
Siempre lo he recibido de tu mano.

No puedo más que darte las gracias,
Por dejarme soñar como los gorriones,
Dejarme volar como las palomas,
Dejarme cantar como los ángeles,
Por dejarme sentirte tan cerca, tan mío.
Tan tuya…

Sólo Tú mi amado,
Me haces sentir privilegiada,
Sólo tu amor, sólo tus mimos, sólo tu voz,
si no fuera por Ti,
Estaría perdida completamente.

Gracias porque tu amor
Me hace llegar a las estrellas,
Me hace comprender lo incomprensible,
Me hace vivir con libertad,
Con felicidad…
Gracias Señor,
Porque contigo puedo llegar,
No sólo a las estrellas,
Sino aún más lejos.
Tu amor me seduce,
Me atrapa, me encanta.

Gracias Señor Jesús
Por tenerte en mi vida,
Por ser mi vida,
Por tenerme en tu vida. Te amo

Karla Rugel M

sábado, 9 de marzo de 2013

LA SANGRE DE LOS MÁRTIRES SEMILLA DE LOS CRISTIANOS





Hoy en la Reunión de Secretarías de la Vicaria, pensaba en esa frase que escuché por primera vez hace alrededor de 6 años en mis clases en el Seminario Evangélico "LA SANGRE DE LOS MÁRTIRES ES LA SEMILLA DE LOS CRISTIANOS", frase en la que pensé mucho, pero no tomó la importancia debida por mi preparación netamente evangélica.
Dentro de la doctrina evangelica no se tiene mártires.

Pero pensando en cuántos hombres y mujeres muertos por causa de su fe, en defensa de sus creencias, de su forma de vida, sólo me recuerda que hay más para hacer, más que escribir, más que vivir, más que enseñar y más que dar.
Se vienen a mi mente aquellas personas que tienen dudas en su fe, frágiles ante el bombardeo desmedido de herejías y comentarios faltos de criterio e información teológica y bíblica.

El día de ayer en una caminata con mi enamorado, justo hablabamos de eso, de cuánto estamos dispuestos a dar por Cristo, estaremos acaso dispuestos a dar nuestra vida, literalmente como suena: nuestra vida.

Si es así, qué estamos haciendo por el bien de su Iglesia, la que Él dejo como columna y baluarte de la verdad?
Qué estamos haciendo y qué estamos dispuestos a hacer?
En lo particular creo que nada, o casi poco... y eso estoy dispuesta a cambiarlo desde hoy.. y tú?

Dos mil años de historia y de tradiciones...
Hay que poner las manos en el arado y serles útiles a Él...

y para ser útil hay que estar dispuestos a negarnos a nosotros mismos.

Si en algo puedo ayudar aquí estaré, si desean saber sobre mi conversión o algo de Biblia que les pueda ayudar a madurar o crecer su fe, o menguar sus dudas, comenten y responderé pronto:

Su amiga:
Karla

MI PRIMER ENCUENTRO CON EVANGÉLICOS RADICALES




Mi hermana mayor empezó a asistir a reuniones evangélicas, aunque ella siempre se catalogó como cristiana nunca asistía a ninguna iglesia, la curiosidad me llevó a preguntarle que hacían en ese lugar, me refirió que cantaban alabando a Dios de una manera espléndida, que los sermones era grandiosos y que tenían manifestaciones del Espíritu Santo; pero, cómo? fue la pregunta que le hice, me respondió: si quieres saber, tendrás que ir, mira por ti misma y acepté.


Ella quedo en recogerme un día a las 06:00 pm, así que le pedí permiso a mi madre y una libreta para anotar todo lo que dijeran, ella extrañada acepto sin titubear.

Mi hermana paso por mí y  fuimos a esa iglesia ubicada en Talara Alta, Iglesia de Dios.

Cuando ingrese a ese lugar estaba casi lleno, habían pocas bancas, pero logramos sentarnos, la gente estaba cantando unas alabanzas así que aplaudía con ellos, después de un buen rato en ese lugar los jóvenes empezaron a “danzar en el espíritu”, es decir, con los ojos cerrados salían de sus asientos sin golpear ni pisar a nadie y sin hacerse daño.

 

Los miraba sin ocultar mi curiosidad y extrañeza, la gran mayoría por no decir todas las mujeres usaban faltas largas, hasta la altura de los tobillos y los hombres se vestían muy formales y todos me miraban (estaba con pantalón) y eso me incomodaba un poco.

 

Llego el momento del sermón el Pastor encargado de esa Iglesia hablo sobre la Venida de Cristo, está demás comentar que el personaje a que me refiero vestía muy formal usando un terno y corbata, su semblante era reacio, pero sin caer en la antipatía, su humor llegaba al límite con el sarcasmo.

Cuando él expresaba ampliamente su tema, el público lo observaba expectante, como si de sus labios salieran las palabras más sabias del universo.

La charla tuvo como texto principal a 1 Cor. 15,23; los fieles mencionaba tenemos que estar preparados para la venida, inminente del Señor, nuestras vestiduras deben estar limpias (santidad) para podernos ir con Él. Y que todos pasaremos por un proceso: La muerte, el juicio Divino, el infierno o paraíso ¿a dónde nos queríamos ir?

El dijo literalmente estas palabras: nada los salvara ni el Papa, ni la papa!, y todos rieron a carcajadas eso me mortificó. Estaban tomando la imagen de alguien que consideraba muy sagrado. Pero a pesar de ello, volví a regresar, ésta vez el pastor hablo del pecado:

El pecado se originó en el cielo, es universal, terminó diciendo que si no temes a Cristo tendremos muerte espiritual y física, que solo aceptando a Cristo seremos limpios e iremos al cielo, fue parte de la explicación que nos brindó esa noche.

Al final del sermón me invitaron a pasar adelante para hacer la Oración de fe, pero no acepte, me sentía abrumada, pensativa. Lo deje para otra ocasión.


Después de esas dos visitas le conté todo a mamá ella está igual de preocupada que yo, queríamos realmente saber más de Dios.